Con sus más de 7 kms la playa de Carnota, considerada la más larga de Galicia, nos permite disfrutar de un largo paseo junto al mar.  Con forma de ensenada se extiende de norte a sur a modo de ensenada entre las Puntas de Caldebarcos y Sarsas.

Posee condiciones excepcionales para la práctica de deportes náuticos como el surf o el windsurf debido a los frecuentes vientos y brisas costeras. Tiene base de arena de color blanco.

La playa de Carnota entre las 100 mejores del mundo

Según la revista alemana “Traum Strände”. Un total de 21 paises y más de 300.000 Kms de ruta necesitaron los periodistas Kiki Baron y Paul Spierenburg para seleccionar las 100 mejores playas del mundo. La publicación incluye un reportaje de seis páginas bajo el título “Galicia: jardín del edén en España” con fotografías de la playa de Carnota y las Islas Cíes, además de otros lugares como Baiona (Pontevedra), Santiago o las dunas de Corrubedo. Los arenales gallegos son los únicos de España que aparecen en la selección alemana.

Su estado de conservación es ejemplar. Con bajamar supera los 1000 m. de anchura en algunos tramos. La zona de marismas y dunas da cobijo a gran variedad de aves migratorias y flora endémica. La superficie del sitema dunar es de 626.000 m².

El crecimiento de una extensa flecha arenosa en la desembocadura del río Valdebois ha creado uno de los espacios naturales de mayor interés ecológico y paisajístico de Galicia, la Playa de Carnota y las Marismas de Caldebarcos. Este espacio presenta un excelente estado de conservación, para proteger su importante riqueza biológica y paisajística se ha creado el LIC Carnota- Montes do Pindo, declarado Zona de Especial Protección para las Aves. La fuerte dinámica del frente dunar lo mantiene en un frágil equilibrio, por lo que debe ser protegido.